lunes, 16 de marzo de 2009

No he podido evitarlo.


Se dice que el principal componente de la amistad es la confianza, el dar ánimos y entender cómo se siente la otra persona en situaciones desagradables.



La fidelidad, cuyo significado original está vinculado al de lealtad, se refiere a la persona cuyas acciones no traicionan la confianza puesta en ella, esto es, cuyo comportamiento corresponde a lo que exige de ella el amor, la amistad, el deber, porque la fidelidad es la capacidad de no engañar, de no traicionar a los demás.



Esto Yedra es lo que a ti te pierde, la amistad, la fidelidad con tus amigos, y te pierde porque tú te ofreces sin límites y, en ocasiones, esos sentimientos no se ven correspondidos. Y eso, la verdad, es que habla muy bien de tí, de tu persona, de tus sentimientos, aunque te haga sufrir.



El otro día, en el avión, me comentaba un amigo lo que para él era y significaba la amistad, me decia que no entendía a aquellas personas que no tenían tiempo para dedicarle a un amigo, para comer, para cenar, o para, simplemente, tomar un café; y qué verdad es esa, porque la amistad no es solo hablar, lo fundamental es actuar, estar ahí en esos momentos, buenos y malos.



Pero Yedra, aunque te duelan a veces ciertas cosas, aunque a veces determinadas personas te hagan daño, como te han dicho, "la vida continua", así de duro y así de cierto, frio, helador diría yo, pero definidor de un sentimiento, o de la ausencia del mismo, y en esa ausencia tú tienes que hacerte más fuerte, y sí, la vida continúa, una vida al lado de las personas que de verdad te quieren, de aquellos que de verdad se preocupan por tí, de aquellos que dan sin perdir nada a cambio, que se ofrecen y que siempren están ahí, quedate con ellos que son muchos, porque tú te los has ganado con tu amistad, con tu lealtad.




lunes, 2 de marzo de 2009

Doble Penetración


Llegamos al local, pedimos una copas y bajamos las escaleras hasta llegar a la zona nudista, entramos en los vestuarios y nos quitamos la ropa, solo nos tapaba la toalla, le puse a Yedra un antifaz que no al dejaba ver y cogiéndola de la mano la llevé hasta el reservado, di dos golpes en la puerta y esta se abrio, Yedra aún no podia ver nada, solo escuchaba, pasamos dentro y la puerta se cerró de nuevo; le quité la toalla dejando su cuerpo completamente desnudo mientras él le comenzaba a comer los pezones, la tumbamos en la cama y nos dedicamos por completo a ella, yo sus pechos, él su coño, nuestras lenguas se deslizaron por todo su cuerpo antes de que él al penetrara, la follo con violencia hasta que gimió de placer, luego me tocó a mi, Yedra se puso encima mío y comenzó a cabalgar, en un momento dado la paré y él, acercándose por detras, le metió la polla por el culo, noté como se introducía dentro y comenzamos a follarla juntos, a la vez...aquella sensación...aquél momento...para Yedra, inolvidable.